Integración de médicos y psicólogos

Primer Congreso de Psicopatologia Infanto Juvenil. Resumen de trabajos presentados. Editados en Jornada Médica Nº 148, junio 1969

Eva Giberti y Sara Rosencovich

Primer Congreso de Psicopatologia Infanto Juvenil. Resumen de trabajos presentados. Editados en Jornada Médica Nº 148, junio 1969.

Se describe el proceso a través de 3 momentos de la experiencia el 19 de 1956 a 1960 con una psicóloga y un grupo de pediatras como observadores de la tarea del titular de la Cátedra durante la atención de los pacientes enfocados con criterio psicosomático y abordaje psicohigiénico a los problemas que así lo requieren. ,El 2º momento de 1961 a 1967 con 2 etapas, la primera con dos psicólogos trabajando en la interpretación de material producido por los niños y estudio de los pacientes del equipo de niños ex-internados cuando los pediatras así lo solicitaban; después de un primer tiempo de desconfianza e inseguridad por ambas partes, situación que fue resuelta mediante reuniones de trabajo para estudiar a determinados pacientes, llegándose a una excelente comunicación entre ambos profesionales.

La 2º etapa de este período surge cuando ingresan nuevos psicólogos a la totalidad de Consultorio Externos. En ese momento surgen graves dificultades de integración con los pediatras que si bien trabajan con criterio psicoanalítico y aportando norma psicohigiénica como habían aprendido del profesor titular, se desconcertaron ante los conceptos freudianos y kleinianos introducido por los psicólogos, quienes a su vez desvalorizaban la labor pediátrica en su enfoque psicosomático y psicohigiénico.

La presencia del psicólogo despertó ansiedad y conductas defensivas de modo que se produjo una disociación, manteniéndose el pediatra en su quehacer consultando esporádicamente al psicólogo y estos se dedicaron a confeccionar psicodiagnósticos y a realizar algunas psicoterapias, surgió así Servicio de Psicología paralelo al de Pediatría, pero disociado, siempre dentro de Consultorios Externos.

A partir de 1967 un cambio de jefe de psicología determinó una nueva forma de trabajo en que los psicólogos -son informados acerca de lo que se espera de ellos en una Cátedra de Pediatría- y se muestra la confusión en que estaban al trabajar ambos grupos paralelos como si fuese consultorio de Psicopatología dentro del hospital. En la actualidad la integración es excelente. El proceso se interpreta del siguiente modo:

1) El a porte de “lo psicólogo” había sido hecho originariamente por el profesor en Medicina y sus palabras a pesar de lo novedosas para los pediatras de 1956 emanaban de una autoridad respaldada por la Facultad.

2) El aporte de “lo psicólogo” en el 2ºmomento fue hecho por psicólogos que utilizaban conceptos y lenguajes que sobresaltaban a los pediatras y que implicaban un “traicionar” lo aprendido en Medicina.

Dinámicamente se trataba de resistir a los psicólogos (que representaban un aspecto del profesor en cuanto los incluía en la Cátedra) pero apoyándose en otro aspecto del profesor, el pediatra respetado. Se trata de integrar estos aspectos- depositados- en el profesor pero exponentes de aspectos parciales de los pediatras que deseaban recibir el aporte psicológico pero no renunciar a lo aprendido en medicina, fantasía típica de los médicos que se inician en la comprensión psicosomática del paciente.

Para resolver y manejar el conflicto se adaptaron medidas que se analizan en el trabajo con respecto a los psicólogos y se analizaron los riesgos que podrían r,esultar del nuevo enfoque, así como se cuidó particularmente la salud mental de los psicólogos expuestos a situaciones estresantes en Consultorios

Externos donde la vivencia de confusión y locura es intensa. Los riesgos de la integración parecen superado,s por ambas partes y en este momento otras Salas solicitan permnentemente la colaboración de los psicólogos de C. Externo de la Cátedra.

Historias Pasadas.
© 2010 Eva Giberti - desarrollado por SPOTNetwork